Injertables

objetivos

Recuperar para los ciudadanos espacios despojados de uso por las imposiciones y reglas socioeconómicas que rigen la construcción de lo público en la actualidad, reflexionando sobre la condición contemporánea del espacio público y su transformación como lugar de ejercicio de la ciudadanía, con inercias más culturales que productivas, y fomentando la entrada y manipulación de los programas públicos establecidos en pro de una mayor diversidad en la oferta de la que disponen los ciudadanos.

Investigar sobre la conceptualización de una nueva estética material más allá de los cánones homologados, como vía de salida cultural para una parte de los deshechos que genera nuestro modo de vida y los sistemas productivos de los que se sirve, contrarrestando así los obsoletos sistemas estéticos y programáticos que los poderes mediáticos proporcionan cotidianamente a los ciudadanos.

Experimentar sistemas de trabajo sobre el patrimonio de forma completamente reversible mediante construcciones no pensadas para la memoria sino para el uso directo y temporal, haciendo coexistir en una acción colectiva a gente de diversas disciplinas relacionadas con la construcción de la ciudad como actividad cultural.

Fomentar el trabajo de campo en tiempo real más allá de los ejercicios teóricos convencionales que se realizan en las escuelas, así como revitalizar el campus en el periodo estival, en el que la disminución de la actividad académica conlleva la infrautilización por parte de los usuarios de un espacio de múltiples potencialidades, tanto académicas como de ocio.